sábado, 15 de agosto de 2009

Recogiendo el tabaco II






Como he explicado anteriormente, cortamos el tabaco por la tarde, con calor para que este´mustio, ajado y así poderlo trabajar sin que la hoja se destroce. Esto es muy importante, pero a la vez hay que tener en cuenta que si hace demasiado sol la hoja se quema, se tuesta. Se vuelve marrón y esto le resta calidad.
Todo tiene su momento y su técnica.

Detrás de los cortadores se va clavando una punta de hierro de unos 5cm. a cada una de las plantas cortadas. Planta a planta. A la vez se va amontonando, como podéis ver en una de las fotos, para que al dia siguiente esté dispuesto para cargarse en el remolque y emprender el camino al secadero.

Con esto, queda concluido el trabajo de la tarde.

Me gustaría que me comentarais alguna duda o sugerencia de este cultivo. Se que despierta curiosidad.
A menudo nos preguntan que que le ponemos a la planta para que al analizarla de mas de un millar de sustancias distintas....
Nosotros no le podemos poner tantas cosas, os lo aseguro. Salvo abono, algún herbicida, y rogando que no ataque a la plantación ninguna plaga, ya que el poner un tratamiento nos supone una gran perdida económica.
Luego, lo que haga la empresa transformadora, una ves que nosotros se lo vendemos es otra historia.... Fumarlo sin haber sido elaborado es mucho más suave.
No obstante, soy consciente de lo perjudicial que es el tabaco.

Lo que pretendo es que veais lo trabajoso y elaborado que es este cultivo, así se puede entender mejor lo de la subvención de la Comunidad Economica Europea, la polémica que genera y la incertidumbre que nos transmiten.

http://abuelamaxi.com

1 comentario:

Carlos dijo...

¡Hola! Acabo de descubrir este blog y he de felicitarte porque me encanta. Una curiosidad que me surge es: ¿qué tipo de puntas se utilizan para colgar las matas? Lo pregunto porque hasta ahora yo sólo había visto colgar las plantas gracias a un corte no pasante que se les practica en el pie del tallo. ¡Muchas gracias y enhorabuena!